Por qué deben desaparecer los notarios públicos

Ya en otras ocasiones hemos tenido la oportunidad de publicar artículos acerca de la muy probable eliminación de los notarios públicos en México, como parte de reformas que se necesitan para el progreso y que no se limitan al área energética exclusivamente. México debe de contar con un sistema legal de nivel internacional, es decir, similar con el que cuentan naciones europeas o los Estados Unidos, incluso las naciones orientales. Los juristas más reconocidos de México han solicitado la eliminación de notarías publicas en reiteradas ocasiones para evitar duplicidad de funciones y de costos —esto último lo más importante—.

Diversos tratados obligan a México para llevar a cabo estas reformas progresistas. A su vez, en el país existen una gran cantidad de notarios públicos implicados o acusados de diversos delitos, lo cual significa que hace mucho no son sujetos de confianza: la fe pública ha quedado en manos de personas deshonestas en muchos de los casos, y esto se repite día a día en todos los estados del país.

Lo que nunca creyó el redactor de esta nota es que sería víctima directa de una notaría pública, que cometería contra mi familia toda clase de delitos y actos deshonestos, que ya se encuentran debidamente denunciados, todos los miembros de la notaria pública 32 de la ciudad de Querétaro y es del conocimiento del Sr. Gobernador del Estado de Querétaro, ya que los gobernadores de los estados son la autoridad en todo lo relacionado con notarias públicas.

Ya anteriormente el gobierno de Querétaro ha actuado en contra de otros notarios públicos por delitos cometidos por estos. A los notarios titular y adscrito no los conozco, pero en cambio la madre de estos, la Sra. Virginia Ortiz Arana sí y se hace pasar por notario público cuando no lo es. Pretendió, además, hacer valer unas supuestas “cartas privadas” de la titular del testamento en lugar del testamento mismo. Un empleado de la misma que se dice abogado oculta bienes para no incluirlos en los de la herencia y lo peor es que nos comunica por escrito qué bienes sí y cuáles no son los que pertenecen a la herencia. Pretende vender bienes inmuebles a los precios que la notaría juzga son convenientes y no respeta la decisión del heredero de Tijuana, entre otras conductas delictivas, por lo que también se configura el delito de asociación delictuosa.

Esperemos que el Congreso de la Unión pronto lleve a cabo esta reforma para evitarnos la anarquía de estos empleados gubernamentales y de un sistema jurídico desubicado en el contexto mundial, además de que sería un gran ahorro económico para los mexicanos y así encontrarnos en condiciones de competir económicamente frente a tantas naciones con las que competimos hoy en día en un mundo tan globalizado.

No hay comentarios